APROMIEL

APROMIEL

Gisela, líder de la asociación APROMIEL, habla de su fundadora, Cristina Calonge (foto), con el orgullo de hija y sucesora: «Mi madre, siendo campesina, empezó en apicultura hace 45 años porque enviudó y tenía 4 hijos. Tuvo la oportunidad de conocer la apicultura y con constancia y dedicación creció en este mundo.»

Ahora la asociación reúne a 20 apicultoras, cabezas de familia, que manejan en total 3000 colmenas en Carmen de Bolívar.

Esta temporada tenemos la fortuna de probar su cosecha de enero, color ámbar claro, sabor floral – frutal suave, de acidez balanceada y floración silvestre.

«Lo más difícil de ser apicultora es perder apiarios completos por envenenamiento… para robar la miel aplican insecticidas a las colmenas, por eso no debemos comprar miel que no sea de apicultores!»

¡Muchas gracias chicas por compartir su cosecha con nosotros!

Regresar al blog